ARAÑITAS VASCULARES

ARAÑITAS VASCULARES

Aunque es posible prevenir la aparición de las vasos capilares o arañitas vasculares (telangiectasias) que aparecen en la cara o piernas; con cremas, medicamentos orales y cambios en el estilo de vida, el único tratamiento realmente efectivo es por medio de procedimientos médicos.
Las terapias a base de luz (luz pulsada intensa y láser) y la escleroterapia son los procedimientos más utilizados para tratar las venitas tipo araña. La luz pulsada intensa tiene como blanco la hemoglobina en los vasos sanguíneos. Es un tratamiento similar al láser pero es más noble y utiliza luz de amplio espectro en lugar de una sola longitud de onda. Tanto el láser como la luz pulsada intensa destruyen los vasos sanguíneos al generar calor.

La luz pulsada intensa es un método efectivo para tratar algunas arañitas vasculares al destruirlas selectivamente. A diferencia del láser, la luz pulsada intensa es mejor para las lesiones que se encuentran en capas superficiales de la piel. Se puede recurrir a la luz pulsada intensa cuando la escleroterapia o el láser no han sido efectivos para tratar estas venitas superficiales.

Antes de realizar este procedimiento es necesario descartar primero un problema subyacente de mala circulación, ya que puede afectar el buen resultado a largo plazo.